MASCARILLA REVITALIZANTE DE CACAO

Habrás oído que la chocolaterapia es un tratamiento de belleza que se aplica en numerosos spas del mundo. Lo que no imaginas, quizás, es que preparar una sesión de chocolaterapia en tu propio hogar es tan sencillo como gratificante para tu piel (¡y para la buena vibra!). En este artículo, te contamos cómo realizar una mascarilla revitalizante de cacao en muy pocos pasos.

El chocolate, y más especialmente su ingrediente estrella, el cacao, es rico en ácidos grasos, antioxidantes y otros nutrientes como las vitaminas A y E. Concretamente, los flavonoides del cacao actúan combatiendo los radicales libres, que ya sabes que son responsables del envejececimiento celular.

La teobromina es un alcaloide muy presente en el cacao, que cumple con varias funciones beneficiosas a nivel cutáneo:

l  Mejora la circulación local debido a sus propiedades vasodilatadoras. Al agrandar los vasos sanguíneos, aumenta el suministro de nutrientes y la piel se oxigena mejor.

l  Tiene efecto détox. Ayuda a eliminar toxinas y deshincha la piel, lo cual es interesante en áreas propensas a la retención de líquidos.

l  Reduce la inflamación y ayuda a calmar la piel irritada y enrojecida. Por ello, las personas que padecen sensibilidad cutánea, acné o rosácea se pueden beneficiar de la chocolaterapia.

l  Aporta una sensación revitalizante similar a la cafeína, dando como resultado una piel visiblemente refrescada y energizada.

 

Receta de mascarilla revitalizante de cacao y arcilla blanca

Con esta sencilla mascarilla podrás aprovechar los efectos beneficiosos del cacao y preparar tu piel para que luzca fresca este verano. Además de utilizar cacao desgrasado en polvo, agregaremos extracto de cacao de Primavera Life, que destaca por su efecto estimulante sobre la piel y su acción antioxidante y regeneradora. Por otro lado, aportará un aroma muy agradable a tu mascarilla.

Añadiremos agua de azahar de Primavera life y una cucharada de aceite vegetal (te recomendamos el aceite de almendras de Primavera Life) para conferir emoliencia y elasticidad a tu piel.

La arcilla blanca potenciará el efecto détox del cacao, permitiendo que la piel se muestre limpia y oxigenada.

Ingredientes:

l  2 cucharadas de cacao desgrasado en polvo

l  1 cucharada de arcilla blanca (caolín)

l  1 cucharada sopera de aceite de almendras

l  1/2 cucharadita de café de extracto de cacao

l  Agua de azahar (cantidad necesaria para obtener la consistencia deseada).

 

Elaboración de tu mascarilla revitalizante de cacao

En un bol limpio, mezcla los ingredientes en polvo. Disuelve a parte el extracto de cacao en la cucharada de aceite y añade al resto de ingredientes. Ahora es el momento de ir incorporando poco a poco el agua de azahar e ir removiendo la preparación hasta obtener la textura perfecta para tu mascarilla. Tiene que poder extenderse sin problema, pero no gotear.

 

Cómo aplicar tu mascarilla revitalizante de cacao

Antes de nada, deberás limpiar bien tu rostro, eliminando cualquier posible resto de maquillaje o suciedad. Ahora es el momento de preparar tu espacio de autocuidado: una buena playlist y velitas para relajarte.

Puedes aplicar previamente una toalla caliente sobre el rostro un par de minutos para abrir los poros y mejorar el resultado final. Para ello, humedece una toalla limpia y caliéntala unos segundos en el microondas. Queremos que esté algo caliente, no ardiendo, así que cuidado con no quemarte.

Con tus manos o con un pincel limpio, aplica la mascarilla generosamente, evitando el área de los ojos y los labios.

Deja actuar la mascarilla de 15 a 20 minutos. Durante este proceso, vamos a evitar que se seque del todo, así que puedes ir pulverizando sobre la mascarilla agua de azahar cuando veas que tu piel empieza a mostrar tiranteces.

Pasado el tiempo de espera, enjuaga tu rostro con abundante agua tibia, asegurándote de retirar por completo la mascarilla.

Sécate la cara delicadamente con una toalla limpia o una muselina, dando pequeños toques sin frotar. Aplica tu sérum y crema hidratante como harías habitualmente en tu rutina facial.

Ya has visto cómo la chocolaterapia va más allá de los beneficios estéticos y que, con pocos ingredientes naturales, es fácil mejorar tu estado de ánimo improvisando un sencillo spa casero.